Encuesta sobre hábitos de consumo y aceptación de los productos agrarios de la comarca

Introducción.

El objeto específico de la encuesta es conocer los hábitos de consumo de las consumidoras y consumidores de la comarca así como, también, sondear el grado de aceptación que tienen los productos de proximidad.

El cuestionario ha sido realizado online, a través de Whatsapp y correo electrónico, a 465 personas residentes en la comarca, entre los días 4 y 24 de abril de 2019. El ámbito territorial ha sido la Marina Alta y el universo muestral ha comprendido a la población de la comarca mayor de 16 años. El nivel de significación de la encuesta es del 95% con un margen de error del 4,5%.

Una vez llevado a cabo el análisis de los datos recogidos en los formularios de la encuesta y realizados los informes estadísticos pertinentes, se extraen una serie de conclusiones que se detallan a continuación.

El 82% de los vecinos de la Marina Alta echa de menos productos agrícolas de la comarca en las tiendas

Respecto a los hábitos de consumo, el 89,9% de las personas encuestadas afirma que, o bien es el encargado/a principal de hacer la compra o bien colabora habitualmente de manera activa. Esta elevada cifra de respondientes implicados con la compra habitual le otorga una mayor validez a la encuesta.

A la hora de adquirir los productos alimenticios, aunque la mitad de las consumidoras y los consumidores de la comarca tienen en cuenta tanto el «precio» como la «calidad», la otra mitad le otorga mayor peso preferencial a la «calidad» que el factor económico, un 37,8% de frente a un 7,1%. Tendencia que se ratifica, incluso, en grupos inmersos en una situación sociolaboral a priori desfavorecida como el de las personas que se encuentran paradas.

El 60,4% de las personas encuestadas afirman fijarse «siempre» o «casi siempre» en la procedencia de los productos agrícolas.

La encuesta muestra también que el porcentaje de compradores y compradoras en las tiendas especializadas y mercados locales es superior cuando adquieren frutas y verduras que cuando adquieren otros productos no perecederos como las legumbres y los cereales. Esta tendencia posiblemente está relacionada con la percepción, bastante generalizada entre la población de que los productos frescos como las frutas y verduras, tienen una mayor «calidad» en los pequeños establecimientos de venta al público que en otros establecimientos comerciales.

En cuanto a los motivos que determinan la selección del establecimiento donde se ha de realizar la compra de productos alimenticios, de nuevo se evidencia que la variable «mejores precios» se encuentra entre las menos valoradas y/o tenidas en cuenta por los compradores y compradoras. Para 4 de cada 10 personas encuestadas, las variables más valoradas entre las 9 propuestas son: la «proximidad de los establecimientos», los «servicios ofrecidos» y la «calidad de los productos».

Otro indicador relevante de la encuesta es el que hace referencia a la procedencia de los productos. El 60,4% de las personas encuestadas afirman fijarse «siempre» o «casi siempre» con la procedencia de los productos agrícolas. Un 23,3% lo hacen «a veces». La suma de estos porcentajes se acerca al 87,3%, para quienes la variable «procedencia de los productos agrícolas» es «bastante importante» o «muy importante». Por lo tanto, queda reflejada la «importancia» relativa que los compradores y compradoras de la comarca conceden a la variable «origen de los productos agrícolas» en el momento de realizar la compra.

El 82,1% considera que no hay suficiente variedad de productos locales en los distintos establecimientos comerciales de venta al público

En cuanto al análisis sobre la percepción de los «productos agrícolas de la Marina Alta» y en referencia a su «calidad», las personas encuestadas les otorgan una puntuación media de 8,35 en una escala de entre 1 y 10, donde 1 equivale a la calidad más baja y 10 a la más alta. Esta puntuación tan elevada deja entrever la existencia de una relación directa entre las variables «calidad» y «proximidad».

Ahora bien, a pesar de la elevada relación que las personas encuestadas otorgan a las variables «calidad» y «producto de proximidad», la mitad de ellas afirman consumir frutas y verduras producidas en la Marina Alta sólo «a veces» o «casi nunca». En la misma línea, dos de cada tres -el 67,8%-, reconoce que el consumo de productos de la Marina Alta no está suficientemente extendido entre las consumidoras y consumidores de la comarca.

Eso sí, la práctica totalidad de las personas encuestadas afirman que les gustaría poder consumir más productos de la Marina Alta y el 82,1% considera que no hay suficiente variedad de productos locales en los distintos establecimientos comerciales de venta al público. En línea con esto, dos terceras partes afirman que el principal obstáculo que les impide adquirir más productos de proximidad es la escasa oferta en los establecimientos comerciales de venta al público de la comarca. De nuevo para las personas encuestadas o bien los precios de estos productos no son más elevados que el resto o, a pesar de tener un precio más elevado, ello no supondría uno de los principales impedimentos para adquirirlos y consumirlos. De estos datos se extrae que los establecimientos tendrían una oportunidad de mejorar y ampliar las ventas si introdujesen una mayor cantidad de producto local en su oferta.

Efectivamente, la gran mayoría de las personas encuestadas, el 88,8%, afirman que en el caso de que los productos agrícolas de la comarca tuvieran un precio ligeramente superior a los productos de otras procedencias, estarían dispuestas a pagar más para adquirirlos. El 11,2% restante que no estarían dispuestas a pagar más, o bien prioriza el precio a la hora de realizar la compra o bien no contemplan los productos agrícolas de la comarca como de mayor calidad que el resto.

Respecto a las razones mencionadas por las que estarían dispuestas a comprar más productos de proximidad, la lista la encabeza con un 32,5% una mayor «sensibilización con la economía local», seguida a bastante distancia del resto de motivos: con el 17% «aportan un sentimiento de identidad con la comarca», con el 16,3% «dan mayor confianza y seguridad», con el 12,2% «son más sostenibles con el medio ambiente», y con el 12,1 % «son más sabrosos».

De manera taxativa y como conclusión del cuestionario, un dato ineluctable, todas y cada una de las personas encuestadas afirman estar dispuestas a comprar más productos de la Marina Alta.

CONCLUSIONES CLAVE DE LA ENCUESTA

  1. En el momento de hacer la compra, los consumidores de la comarca priorizan la «calidad» frente el «precio».
  2. La mayoría de personas encuestadas compran productos no perecederos, como legumbres y cereales en supermercados. En cuanto a las frutas y verduras, además de los supermercados, las preferencias se reparten entre tiendas especializadas y mercados locales.
  3. A la hora de seleccionar el establecimiento de compra, las variables más valoradas son la «proximidad del local», los «servicios que ofrece» y la «calidad de los productos».
  4. En el momento de realizar la compra, los consumidores de la comarca afirman fijarse a menudo con la procedencia de los productos y, además, le otorgan un grado elevado de importancia a su origen.
  5. El 90% de las personas encuestadas opina que los productos agrícolas de la Marina Alta tienen una «calidad elevada».
  6. Existe un nexo entre «calidad» y «productos agrícolas de la Marina Alta».
  7. La mitad de las personas encuestadas afirma que suele consumir productos de la comarca, ahora bien, más de dos tercios opinan que su consumo no está suficientemente extendido.
  8. La práctica totalidad de personas encuestadas declara que le gustaría poder consumir más productos de la Marina Alta y más del 80% considera que no hay suficiente oferta de estos productos en los distintos establecimientos comerciales.
  9. En el caso de que los productos agrícolas de la comarca fueran un poco más caros que los de otras procedencias, la gran mayoría de las personas encuestadas estarían dispuestas a pagar más para adquirirlos.
  10. La razón de mayor importancia por la que comprarían más productos de la Marina Alta es la «sensibilización con la economía local».
  11. Todas y cada una de las personas encuestadas afirman estar dispuestas a comprar más productos de la Marina Alta.
  12. De los datos recogidos se extrae que si los establecimientos comerciales introdujeran una mayor oferta de productos locales, podrían incrementar sus ventas.
es_ESCastellano
caValencià es_ESCastellano