Aplicación de la Biomasa

aplicación de la biomasa

¿Qué es la Biomasa?

La biomasa es un material de origen vegetal, procedente principalmente de los restos de jardinería y agricultura, este material pasa por un proceso de triturado y posteriormente se devuelve a los campos de cultivo, se deposita en la parte superior del suelo, con el fin de crear una capa protectora llamada “munchi”, esta capa protege el suelo de la erosión, mantiene la humedad del suelo y no deja crecer las malas hierbas, además proporciona materia orgánica al suelo, que con su lento proceso de descomposición va aportando nutrientes a la tierra y por tanto a los cultivos.

Este producto también es muy útil en la recuperación de campos agrícolas que llevan mucho tiempo en situación de abandono, creando una capa gruesa sobre el suelo, al pasar un tiempo, esta capa se incorpora a la tierra que junto con las tareas de cultivo mejoran sustancialmente su estructura.

Esta iniciativa pretende que un producto considerado un desecho, pase a ser una materia prima muy útil para la producción agrícola de la comarca y contribuir en el ciclo de la economía circular, reduciendo la huella de carbono de la agricultura, mejorar la eficiencia hídrica de los cultivos y reducir drásticamente el empleo de fitosanitarios como los herbicidas.

Estudio de la aplicación de Biomasa

La iniciativa parte del supuesto inicial que la biomasa vegetal incrementará la materia orgánica del suelo, mejorará la estructura del terreno y, consiguientemente, producirá un aumento de la productividad agrícola. Para verificar o desestimar esta hipótesis, el equipo técnico de la Xarxa Agrícola ha realizado un estudio de investigación que continúa en la actualidad.

Se ha procedido al análisis edáfico de diferentes tipos de suelos, con biomasa y sin biomasa, para comprobar los efectos del material en el suelo agrícola. Los resultados obtenidos dan validez a la hipótesis inicial: indiferentemente de la composición del suelo, la biomasa, como sustrato en el suelo agrícola, aporta una mejora sustancial de las propiedades del mismo: mayor cantidad de materia orgánica, mejora de su estructura, mayor drenaje y retención de nutrientes, entre otros.

Sin embargo se debe prestar atención a los niveles de nitrógeno del suelo, puesto que si la biomasa es mezclada junto con el suelo, debido a los efectos de la descomposición de la biomasa por parte de los microorganismos, pueden dejar el suelo sin nitrógeno, esta particularidad puede resolverse mediante la aplicación de abonos nitrogenados como estiércol de animal u otros productos. Esta disminución de nitrógeno no se produce con el sistema de aplicación de biomasa mediante “munchis”, puesto que en este caso se crea una capa superficial que no es mezcla por completo con el suelo agrícola.

Convenio de colaboración con el IES Teualda https://xarxaagricola.org/col%c2%b7laboracio-teulada-xarxa-agricola/

 

web del https://creama.org/

es_ESCastellano